Aceite Ildefonso Espinosa

El aceite de Oliva Virgen Espinosa es un zumo natural extraido de las aceitunas tipo picual principalmente, procedentes de la comarca Sierra Mágina, ubicada en Jaén, cuyas condiciones climatológicas hacen de él un Aceite de específicas características en cuanto a color, aroma y sabor.

El aceite de OLIVA VIRGEN, es el zumo natural de aceituna, extraído mediante procedimientos mecánicos o físicos (Presión o centrifugación de la aceituna triturada). Es el único aceite vegetal del mundo que mantiene intactas todas sus cualidades organolépticas (olor y sabor), químicas y nutritivas.

Comprar aceite de Oliva Virgen es invertir en Salud.

Una vez que se ha obtenido el aceite, éste ha de superar una serie de controles que certifiquen que son aptos, para el consumo de boca. Estos controles son de tipo químico y organoléptico.

Entre los aspectos químicos podemos destacar sobre todo la acidez. Los aceites de calidad suelen tener unos niveles de acidez comprendidos entre 0,4º y 1º. A veces se sobreestima este valor, que tomado aisladamente, nos da una información parcial de su calidad.

A medida que las aceitunas maduran, se obtienen aceites con una acidez ligeramente más alta y de un paladar más dulce.

El sabor amargo, contrariamente a lo que pueden pensar muchas personas, es considerado como una característica positiva y suele ser un indicador de aceitunas menos maduras. El amargo, junto con otros atributos, caracteriza algunos de los aceites de mayor calidad del mundo.

Las características organolépticas del aceite de OLIVA VIRGEN, son uno de los aspectos más importantes a la hora de valorar la calidad global de un aceite. El atributo positivo que más se tiene en cuenta es el frutado, los aceites que tienen frutados medios o intensos limpios suelen corresponder con los aceites de mayor calidad.

Después de los análisis organolépticos y químicos, los aceites son clasificados como Extras, finos, corrientes y lampantes.

En los aceites de categoría extra, no se debe apreciar defecto alguno y la acidez ha de ser inferior a 1º. En los finos, los defectos han de ser ligeros, predominando claramente los atributos positivos, como el frutado.

La acidez máxima que se permite para estos aceites es de 2º. En los de categoría comercial corriente los defectos tienen ya una intensidad más elevada, pero todavía se consideran aptos para el consumo directo.

Por último, los aceites lampantes, tienen unas características que los hacen no aptos para el consumo directo.

Estos, han de ser sometidos a operaciones de refinado que incluyen, entre otras, la neutralización de la acidez y la desodorización. Tras estos procesos, el aceite lampante pierde todas sus cualidades organolépticas.

Por lo que estos aceites, tienen que ser "encabezados", con aceite de Oliva Virgen, que les proporciona un sabor y un aroma del que carecen.

Una vez refinados los aceites lampantes, son comercializados bajo la denominación de ACEITE DE OLIVA, correspondiéndose con las marcas de mayor implantación en el mercado.

Los de menor acidez (como los de 0,4º) a menudo tienen un sabor tan suave que apenas se aprecia nada. Esto es debido a su mayor contenido en aceite de oliva refinado que como se ha indicado anteriormente, no tiene cualidades apreciables de olor ni sabor.

Nuestros Productos

Nuestro Entorno

Elaboración del Aceite

En aceitesespinosa.com utilizamos cookies para mejorar su experiencia al navegar por la web. Para obtener mas informacion sobre las cookies que utilizamos, y como eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad..

Acepto las cookies del sitio.

EU Cookie Directive Module Information